Buscar en fliedner.es

 

 

 

Centros y Actividades
Logo Logo Logo
Logo Logo Logo
Logo Logo Icono Fliedner Social

La diaconía educativa y divulgativa hasta 1939

Las escuelas

Las primeras escuelas fundadas (o apoyadas) por Federico Fliedner fueron:

  • Colegio de la Esperanza (c/ Calatrava, Madrid)
  • Colegio de la Santísima Trinidad (c/ Mesón de Paredes, Madrid)
  • Colegio de la Luz (c/ Áncora, MAdrid)
  • Casa de Paz (El Escorial)

En 1936, había en estas escuelas un total de 1.000 alumnos. El Porvenir fue inaugurado en 1897, habiéndose iniciado las obras en 1892. Federico Fliedner aplicó ya en estos colegios criterios pedagógicos avanzados para el sistema educativo español de entonces, generalmente importados de las escuelas innovadoras de Alemania. Tal era el caso de la escuela encabezada por el famoso educador Pestalozzi, pero también estuvo muy marcado por su estrecha relación con el movimiento de renovación social representado por la Institución Libre de Enseñanza. De ahí que se implantara, por ejemplo, la co-educación, el sistema curricular semejante al actual, y la experimentación directa del alumno.

 

Además de Madrid, otras poblaciones españolas recibieron apoyo de Federico y los continuadores de su obra. Así, se crearon escuelas en las iglesias de la IEE en poblaciones tan distantes de Madrid como Granada (en la capital, en Escóznar y en Valderrubio), Camuñas (Toledo), Pradejón (Logroño), Besullo (Asturias), Ibahernando y Miajadas (Cáceres) y Santa Amalia y Mérida (Badajoz).

 

Enseñanza de adultos y alfabetización

Siempre que era posible, en estas escuelas se impartían, además de los programas regulares, clases vespertinas para adultos, y se formaban futuros maestros y maestras para los colegios. Esa labor era esencial, debido a la elevada proporción de analfabetismo de aquella época. Como es bien sabido, las iglesias evangélicas fundamentan su fe en el conocimiento y entendimiento de las Sagradas Escrituras por todos los fieles, lo que las ha llevado a combatir el analfabetismo en cualquiera de sus formas.

 

Edición y distribución de literatura

Desde los comienzos de la Obra Fliedner, hubo gran empeño por la educación y la literatura. Federico Fliedner colaboró con las Sociedades de Tratados y en la edición de Biblias en castellano. En 1873 fundó la Librería Nacional y Extranjera, que editaría obras de reformadores, biografías de evangélicos, tratados, comentarios, libros de texto para los colegios evangélicos, himnarios, y otras obras, todas ellas distribuidas por la librería propia, que se ubicó siempre en zonas céntricas de Madrid y durante un tiempo también en Barcelona. Otra publicación anual importante fue el Vademécum, una relación de todas las iglesias evangélicas locales de España (cf. «4b. Unidad de las iglesias»), que todavía hoy se publica. La obra editorial tendría gran acogida también en América Latina.

 

Revistas Evangélicas

La Librería Nacional y Extranjera editaba también revistas para los evangélicos en España. La más destacada es la Revista Cristiana. Periódico científico religioso, que se publicaría quincenalmente desde 1880 hasta 1919, recibiendo gran acogida también entre los intelectuales de España. A esta revista le sucedió España Evangélica, publicada semanalmente desde 1920 hasta 1939. Además se editaba El Cristiano, un periódico semanal para uso de las congregaciones evangélicas, entre 1870 y 1919. Otra publicación muy valiosa fue la revista infantil El Amigo de la Infancia, con su primer número en 1874. Esta revista saldría dominicalmente hasta 1936; incluía material para las Escuelas Dominicales (clases bíblicas para niños), himnos infantiles, novelas y relatos, biografías, adivinanzas, etc. También esta labor tendría gran acogida en el continente americano.

 

Formación teológica superior

En 1884 se fundó el Instituto Evangélico de Teología en el Puerto de Santa María (Cádiz). A partir de ese momento sus vicisitudes son las propias de una época difícil para los evangélicos españoles. En 1919 se traslada a Madrid, tomando el nombre de Seminario Evangélico Unido de Teología, donde permaneció hasta la Guerra Civil Española (1936–1939), contando en esta etapa con profesores de la talla de Jorge y Teodoro Fliedner, Juan Bautista Cabrera, Carlos, Elías y Adolfo Araujo, y Manuel Gutiérrez Marín. Durante este tiempo SEUT se hallaba regido directamente por la IEE.

Página anterior Página anterior | Página siguiente Página siguiente

 

© 2012 Fundación Federico Fliedner   |   Bravo Murillo 85 - 28003 - Madrid   |   Tel: +34 91 533 13 37