HISTORIA FUNDACIÓN FEDERICO FLIEDNER

En la Alemania del siglo XIX surgieron, fruto del avivamiento del siglo XVIII, movimientos misioneros de impulso evangelizador y social (Evangelio Social). Sobre este impulso se creó el Comité de Ayuda y Apoyo al Evangelio en España, que en 1870 envió a España al pastor Federico Fliedner (1845–1901).

Hijo del pastor Theodor Fliedner, fundador de la Orden de las Diaconisas de Kaiserswerth (hoy Kaiserswerther Diakonie), el pastor Federico Fliedner recibió del mencionado Comité de Ayuda unas instrucciones muy claras:

Ayudar a las iglesias evangélicas de España surgidas durante la segunda mitad del siglo XIX, a crecer de modo orgánico, proporcionándoles sólida educación y mejorando su capacidad organizativa alentando la colaboración de todos los evangélicos.

La labor de Federico Fliedner en España fue denominada "Obra de Ayuda al Evangelio en España" u "Obra Fliedner". En 1987 se constituyó la Fundación Federico Fliedner, heredera del trabajo, misión y valores de la Obra Fliedner.

En el Archivo Fliedner, creado en 2006 en las dependencias del colegio El Porvenir, se alberga la documentación que constanta la historia de la Obra Fliedner y la Fundación, así como la historia del Protestantismo Español desde el siglo XIX.

Lo que somos y lo que hacemos hoy en la Fundación Federico Fliedner responde a unos propósitos que se fraguaron en el origen de nuestra institución y que se han ido desarrollando a lo largo de estos 150 años en el contexto del Protestantismo Español.


Iglesias locales

Desde 1870, Federico Fliedner colaboró y apoyó a la Iglesia de Jesús en Madrid, calle Calatrava 27, al igual que con la Iglesia en calle Tendillas de Santa Paula, en Granada. El tercer hijo del fundador de la Obra, D. Juan Fliedner, fue pastor de la Iglesia de Jesús durante casi sesenta años.

Otros puntos de Misión sostenidos por la Obra Fliedner se ubicaron en El Escorial (Madrid), en Camuñas (Toledo), Besullo (Asturias), Ibahernando y Miajadas (Cáceres), Santa Amalia y Mérida (Badajoz), y Escóznar y Valderrubio (Granada).

Escuelas de Educación Elemental

La Educación elemental y la creación de colegios fue la labor primordial de Federico Fliedner desde su llegada a España en 1870 hasta la Guerra Civil Española. En Madrid fundaron tres colegios:

  • Colegio de La Esperanza, en la calle Calatrava 27
  • Colegio de La Santísima Trinidad, en calle Mesón de Paredes 25; se fundó anteriormente, por la misión irlandesa, pero Federico Fliedner se ocupó posteriormente de él.
  • Colegio de La Luz, en la calle Áncora 13. 

En 1936, había en estas escuelas un total de 1.000 alumnos. La Obra Fliedner también abrió colegios junto a cada Iglesia en las Misiones Evangélicas que sufragaba por toda España.

Centros de Segunda Enseñanza

En 1892, empezaron las obras de construcción del colegio de Segunda Enseñanza El Porvenir en Madrid, terminadas en 1897, con la inauguración el 31 de octubre, Día de la Reforma Luterana. Instauró una pedagogía muy innovadora: implantó la coeducación de niños y niñas en el mismo aula, sistemas curriculares muy modernos para la época y el contexto español, enseñanza de idiomas, etc.

Los hijos y nietos de su fundador, siguieron la senda marcada por él: Teodoro Fliedner, hijo de Federico, tomó a su cargo la dirección de la Obra, seguido por su hijo, Teodoro Fliedner Funcke y su esposa, Elfriede Fliedner. Otro hijo de Federico, Jorge Fliedner, fue director del colegio y profesor en el Seminario de Teología, Seminario Evangélico Unido  de  Teología (SEUT): hoy en día se denomina Facultad de Teología SEUT y se encuentra en Bravo Murillo, 85, y pertenece también a la Fundación.

En la actualidad, El Porvenir es un colegio de Educación Infantil (de 0 a 5 años), Primaria, Secundaria y Bachillerato, que conserva el espíritu innovador y avanzado de la educación. En la calle Bravo Murillo 85 se encuentra el recinto que alberga actualmente los dos edificios del colegio (el histórico de tipo neogótico y el aulario, inaugurado en noviembre de 2013), la sede de la Fundación y su personal, y la Librería Calatrava.

Después de un siglo desde la inauguración del primer colegio evangélico de Enseñanza Superior, El Porvenir, la Fundación Federico Fliedner integra en 1997 en ella al colegio Juan de Valdés, que fue fundado en 1963 en las dependencias de la Iglesia de Jesús en la calle Calatrava de Madrid.  Juan de Valdés cuenta en la actualidad con Educación Infantil, Primaria y Secundaria y se encuentra en el distrito de San Blas-Las Rosas de Madrid.

Alfabetización y formación de adultos 

Históricamente, en todas las escuelas también se daban clases para adultos por las tardes y por las noches Esa labor era muy importante y respondía a una necesidad social evidente, dado que el número de analfabetos en la población adulta superaba el 90 %. Para los evangélicos, el saber leer y escribir era la base para la lectura de las Sagradas Escrituras.

En la Obra Fliedner, además de la formación teológica en el Seminario, siempre se ha trabajado en las iglesias en la formación de adultos para el entendimiento y la comprensión de la Biblia. En la actualidad, es el Taller Teológico el que se ocupa de la formación de adultos: busca la creación de espacios de aprendizaje y elabora herramientas de formación teológica para las iglesias evangélicas en España e Hispanoamérica.

Labor social

En el edificio de la Iglesia de Jesús en la calle Calatrava de Madrid, y también en otros lugares, se estableció una pequeña enfermería para las necesidades de los miembros de la iglesia.

En la casa pastoral fueron acogidos viudas con sus hijos y huérfanos. De esta labor nació la iniciativa de buscar un hogar en las afueras de Madrid para estos niños acogidos. En 1880, Federico Fliedner adquirió una finca en el centro del pueblo de El Escorial (Madrid). En ella se edificaron unas casas para los niños, y se reedificó una casa en ruinas, llamada "El Castillo", ya que fue el paradero del famoso Rey Felipe II en el siglo XVI durante la construcción del Monasterio de San Lorenzo.

El hogar infantil se denominó Casa de Paz, y en él se acogieron niños en régimen de internado. El colegio que había en el recinto fue clausurado al final de la Guerra Civil Española; este recinto fue utilizado como lugar de vacaciones y campamentos de verano infantiles a finales de los 40 y la década de los 50. En los años 60 del siglo XX pudo ser abierto nuevamente como internado y escuela infantil, funcionando así hasta finales de los años 90. Seguidamente, desde finales de los 90 hasta 2015, fue la sede de la Facultad de Teología SEUT y a la Residencia de Estudiantes Ponce de la Fuente.

En 2017 se ha inaugurado en esta propiedad, en El Escorial, el Monasterio de Prestado - Casa de Espiritualidad. Ofrece retiros, encuentros diversos, jornadas, campamentos, talleres, cursos y hospedaje a cualquier persona, grupo, iglesia u organización.

Edición y distribución de literatura cristiana

Desde los comienzos de la Obra Fliedner, el empeño por la educación y la literatura fue enorme. Así, Federico Fliedner colaboró con las Sociedades de Tratados y en la edición de biblias en castellano. En 1873, fundó la editorial y librería: la Librería Nacional y Extranjera. En ella se editaban obras de reformadores, biografías de evangélicos europeos, tratados, comentarios, libros de texto para los colegios evangélicos, himnarios, etc. Desde 2011, se ha recuperado la producción editorial propia a través de Fliedner Ediciones.

Todos estos libros se ponían a la venta en la Librería en el centro de Madrid en las siguiente direcciones:

  • De 1873 hasta 1901, en la calle Jacametrezzo
  • De 1902 a 1912, en la calle San Bernardo
  • De 1913 a 1939, en la calle Caballero de Gracia

También tuvo una sucursal en Barcelona, en la Rambla de Cataluña, de 1902 a 1919.

Al terminar la Guerra Civil Española, se cerró la Librería y se continuó de forma cauta la distribución de literatura evangélica desde el domicilio particular de Juan Fliedner, hijo del fundador, y pastor de la Iglesia de Jesús. En 1972, después de casi cuarenta años de clandestinidad, su hija Irma Fliedner abrió la Librería de nuevo al público, en la calle Calatrava 34, con el nombre de Librería Calatrava. En 2011 cambia de sede a la calle Bravo Murillo 85, junto al colegio El Provenir.

Revistas Evangélicas

En la Librería Nacional y Extranjera, se editaban también revistas para los evangélicos en España. La más destacada es la Revista Cristiana: periódico científico religioso, que se publicaba cada quince días desde 1880 hasta 1919 y fue de gran aceptación también entre los intelectuales no evangélicos. Esta revista fue continuada por España Evangélica, publicada semanalmente desde 1920 hasta 1939. Además, se editaba El Cristiano por la Sociedad de Publicaciones Religiosas (entidad con la que colaboraba Federico Fliedner asiduamente). Se trataba de un periódico semanal para uso de las congregaciones evangélicas y se editó de 1876 a 1919.

Otra publicación muy valiosa y apreciada fue la revista infantil El Amigo de la Infancia, con su primer número en 1874. Esta revista salía todos los domingos hasta el 1936, e incluía material para las Escuelas Dominicales (clases bíblicas para niños), himnos infantiles, novelas y relatos, biografías, adivinanzas, etc.